Pacientes claman mantenimiento de vías de acceso al Hospital Cristiano de Especialidades

Cada invierno se repite la situación incómoda para el personal del hospital y para sus usuarios

El Hospital Cristiano de Especialidades mantiene sus instalaciones pulcras, pero las vías de acceso se encuentran en pésimo estado.
El Hospital Cristiano de Especialidades mantiene sus instalaciones pulcras, pero las vías de acceso se encuentran en pésimo estado.

Las instalaciones del Hospital Cristiano de Especialidades (HCE) lucen pulcras. El mantenimiento en sus inmediaciones es constante. Aquí los pacientes se sienten bien atendidos y cómodos. Sin embargo, llegar hasta el lugar se ha vuelto “muy difícil”; así lo describe la doctora Moraima Ibarra, directora médica de esta casa de salud.

La doctora Ibarra es consciente de que el sector aún no cuenta con alcantarillado y que, por lo tanto, el asfaltado de las vías de acceso al hospital no es algo factible. Por ello, su pedido es más sencillo: “Hay un clamor de nuestros pacientes y de nosotros como institución para que las autoridades den un mantenimiento y habiliten las vías de acceso al hospital. Solicitamos por este medio a las autoridades competentes envíen maquinaria necesaria para mantener una vía de ingreso que permita el acceso a vehículos livianos y pesados como la línea de buses”.

El ‘hospital de Las Piñas’, como también se lo conoce, anualmente recibe a unos veinte mil pacientes, la mayoría de ellos acuden por problemas oculares. Aquí también se realizan cirugías, cuya efectividad se ve comprometida por zangoloteo que sufren los pacientes en el camino hacia el hospital y al regresar a sus hogares.

Juan Pinela, de 61 años de edad, acude desde Jujan al HCE para hacerse tratar sus problemas de visión. “Recién me hice operar y es difícil para los pacientes recién operados el transportarse por estas calles en tan mal estado. Puede afectar nuestra salud”, manifiesta el oriundo de Jujan.

Las dos vías de acceso con que cuenta el centro de salud se encuentran al extremo deterioradas. Tanto así que la única línea de buses que llega hasta allí, la 4, ha dejado de lado este punto en su recorrido. Con ello, los pacientes del hospital, la mayoría personas de escasos recursos, deben tomar taxi o caminar para llegar al lugar.

La idea de tomar taxi no es una solución ni completa ni segura pues, muchos de los taxistas, a sabiendas del pésimo estado de estas vías, no quieren acudir a este punto dejando a los pacientes en jaque.

Esto lo conoce muy bien el señor Wilson Jara, quien es taxista desde hace más de diez años y siempre acude con pacientes hasta y desde el ‘hospital de Las Piñas’. “Es necesario que se arreglen estas calles, más que nada por los pacientes que sufren bastante con el polvo y los baches que se tiene que pasar. Los taxistas tampoco queremos entrar mucho porque se dañan los carros”, dijo Jara.

DATO ADICIONAL
A lo largo de sus años al servicio de la comunidad milagreña, el Hospital Cristiano de Especialidades registra unos 90 mil pacientes atendidos en las distintas especialidades con que cuenta la casa de salud.
Sus pacientes no solo provienen de Milagro sino que también llegan hasta allí personas de varios cantones de la provincia del Guayas e incluso de Los Ríos y otras provincias más.
Aquí no solo se trata problemas oculares sino también otras patologías.

 

Michael Arévalo
Redacción Milagro

Be the first to comment

Leave a Reply